Logo del Foro Económico Mundial
Foro Económico Mundial

Entre el 21 y 25 de enero del año 2019 se llevó a cabo en Davos, Suiza, el evento del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés).

En ésta reunión anual de personas con influencia en la política económica, social y empresarial a nivel global, se discuten temáticas que marcan la pauta de lo que se mueve en el mundo en torno a la cuarta revolución industrial. 

Para nosotros como Efecto Boomerang no nos es un evento ajeno , todo lo contrario: le tomamos el pulso año con año para estar a la vanguardia de las discusiones globales y la información que surje en Davos, para incorporar datos y lecciones en lo que hacemos.

Tenemos además el orgullo de contar entre nuestro equipo humano con Cynthia Castro, una de las costarricenses más jóvenes en participar como panelista en varios de los espacios de discusión del WEF 2017.

El buen negocio de la diversidad: 3 lecciones para aplicar

Mucho de lo que se conversó en Davos 2019 tiene que ver con la importancia de la diversidad en las sociedades actuales y, por supuesto, dentro de las empresas.

La diversidad en las empresas
La diversidad en las empresas aumenta la capacidad de tomar mejores decisiones de negocio.

No es para nada desconocido el hecho de que la diversidad dentro de las empresas resulta en beneficios económicos para las mismas.

Estudios de McKinsey han demostrado que las empresas que tienen dentro de su capital humano una mayor diversidad pueden lograr hasta un 35% más de retorno financiero que aquellas empresas que no lo tienen.

Además, las empresas que tienen equipos de trabajo conformados con diversidad étnica, de género y de edad en su talento humano, ven como éstos equipos diversos toman mejores decisiones de negocio el 87% del tiempo, en contraste con el 58% del tiempo que lo hacen los equipos conformados únicamente por hombres.

Ahora, vale la pena retomar 3 de las lecciones que, en cuanto a diversidad, nos deja el WEF 2019:

1. La Diversidad es buen negocio

La discriminación en todas sus esferas -por género, por orientación sexual y por etnia-, es un mal negocio para los países.

Se calcula que, por ejemplo en India, una de las culturas con mayor segregación social, la discriminación cuesta, al menos, 32 billones de dólares al año.

En cambio, para los países y empresas que le apuestan a la diversidad en sus diferentes ámbitos, los porcentajes de retorno de inversión aumentan en la medida en que aumenta la inclusividad de su personal. Se calcula que este aumento en el retorno de inversión puede ser de hasta un 19%.

Expositores de la talla de Ginni Rometty y John Flint, CEO’s de IBM y HSBC respectivamente, expusieron sus ideas en Davos recalcando la importancia de incluir personal diverso -incluso de personas con padecimientos mentales- en las empresas. Vale la pena echarle una ojeada a sus propuestas.

2. Hay que visibilizar la diversidad

Tanto si se trata de las luchas de activistas LGTBQ, como si es de diversidad de personas dentro de las empresas, hay un acuerdo dentro de los tomadores de decisión de las grandes empresas: llegó el momento de visibilizar la diversidad.

Lentes para ver la diversidad en toda su amplitud.
La visibilización de la diversidad es clave para lograr que sea redituable dentro de las empresas.

Sea que se hable de políticas de contratación inclusiva, o que dentro de las empresas se tomen acciones para fomentar la equidad entre las personas que componen el equipo humano, una recomendación recurrente es: visibilizar.

Eso significa dar a conocer, lograr que todo el equipo humano de la empresa conozca las políticas inclusivas y se sienta orgulloso de pertenecer a un espacio diverso. Después de todo, se ha encontrado que una empresa diversa retiene por mayor tiempo al personal que aquellas que no lo son.

3. Invertir en diversidad es invertir en futuro

Muchas de las personas panelistas advierten que estamos a puertas de una crisis del empleo: hablan de que el 100% de los puestos de trabajo se van a ver afectados por la automatización y la introducción de nuevas tecnologías.

Se considera entonces que la clave de las empresas para sobrevivir y sacar provecho a esta cuarta revolución industrial está, precisamente, en la diversidad.

Contratar personal con variedad de talentos, invertir en la formación de las personas en diversas áreas de especialización, y contar con una mayor cantidad de mujeres en puestos de dirección, son sólo algunas de las buenas prácticas que recomiendan implementar.

Allen Blue, co-fundador de LinkedIn, va más allá y plantea que se vuelve forzosa la inclusión de mujeres en las carreras y roles más técnicos, pues el aporte que pueden dar a la interacción máquina- ser humano es fundamental.

Allen Blue, Cofundador y vicepresidente de LinkedIn
“Confiamos más y más en lo que aprenden las máquinas de nosotros para que nos ayuden a tomar buenas decisiones. Las mujeres deben estar ahí para las máquinas, para ayudarlas a tomar mejores decisiones”

La diversidad se vuelve entonces un eje transversal de toda aquella empresa que desee estar al día y mantenerse vigente. Hay que saber ser incluyentes y aplicar estos principios a la medida de lo que cada empresa hace y desarrolla en su giro de negocio.

En Efecto Boomerang nos encanta la diversidad, y es por eso que nuestro evento estrella Shift 2019, se centrará en el poder que tiene la diversidad dentro de los negocios. Si desea formar parte este evento y visibilizar sus estrategias inclusivas, contáctenos y haga que la diversidad de su empresa sea ejemplo para otras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *