Entre 2012 y 2016, en Costa Rica, se denunciaron 1224 casos de hostigamiento sexual

Desde 2006, año en que se inicia el movimiento internacional Me Too, lo relacionado con violencia y acoso sexual, principalmente hacia las mujeres, ha estado más presente en las discusiones mundiales.

Así como los medios de comunicación, organismos internacionales e instituciones han posicionado el tema y considerado sus impactos, desde Efecto Boomerang queremos acompañar a las organizaciones encaminadas a ser género inteligentes, en el abordaje de estas situaciones.

Mujer diciendo ¡no más!
Es momento de tomar acciones en las empresas para evitar las situaciones de acoso sexual laboral

3 acciones indispensables a realizar en su empresa

A pesar de que el tema va tomando cada vez más relevancia, la experiencia nos demuestra que aún muchas organizaciones y empresas no cuentan con los conocimientos, herramientas ni sensibilización adecuadas para abordar integralmente las situaciones que se pueden dar.

Por ello, te dejamos 3 acciones clave a implementar para atender casos de hostigamiento o acoso sexual laboral:

1. Conozca su empresa, detecte sus brechas

En Costa Rica, solo entre 2014 y 2017, según inspecciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se encontraron 803 infracciones por ausencia o falta de divulgación del procedimiento contra Hostigamiento Sexual en empresas y organizaciones.

Una organización género inteligente está consciente de que, al operar en una sociedad en la que existen sesgos e inequidades de género, sería imposible que en ella no se reprodujeran algunas de estas situaciones y por tanto busca identificar donde y cómo se dan para así encaminar sus acciones hacia la mejora y el cierre de brechas de género.

Mujeres y hombres analizando brechas de género en las empresas.
Es importante conformar equipos dentro de las empresas para revisar las brechas existentes

Para esto, al interno de la organización deben hacerse algunas preguntas como: ¿Ocurren en mi organización estas situaciones?, ¿Se denuncian?, ¿Quiénes son las personas víctimas y victimarias?, ¿Cuál es la proporción de género en los casos?, ¿Cuento con un procedimiento formal para abordarlas?, ¿La organización conoce y confía en mis procedimientos?, ¿Cómo se han abordado en el pasado este tipo de situaciones?, ¿Cuento con personal capacitado y sensibilizado en estos temas?

A partir de generar estas preguntas se inicia un proceso de revisión sobre las prácticas realizadas sobre estos temas, lo que es elemental para realizar un abordaje integral de las situaciones y, para que estas acciones respondan a las necesidades y realidad de la organización.

Realizar planes o programas sin este diagnóstico puede ser un error e implicar inversión en tiempo y recursos económicos o humanos que al final del día no resuelven la problemática a atender. 

2. Cree procedimientos y planes para la atención integral de las situaciones

Toda empresa género inteligente que desee trabajar sobre estos temas, debe conocer la Ley Contra el Hostigamiento sexual en el empleo y la docencia (Ley 7476). Esta ley provee el marco general para regular situaciones de acoso sexual laboral incluyendo la definición, criterios, procedimientos de denuncia, sanciones y la obligatoriedad de comunicar el procedimiento y de mantener personal competente para atender situaciones de este tipo.

Un estudio de Harvard Business Review, encontró que en múltiples ocasiones las personas víctimas tienen experiencias negativas en el proceso de realización de una denuncia por acoso sexual o al comentar su situación con compañeros (as), departamentos de Recursos Humanos y Gerencias.

Muchas veces se espera de ellas que confíen en el sistema y, al final del proceso, si decidieron denunciar, enfrentan graves consecuencias como daño en su reputación. En términos generales se empuja hacia una cultura del silencio.

Mujer con gesto de tristeza frente a un computador.
Muchas veces las personas que denuncian acoso sexual en el trabajo, enfrentan rachazo o revictimización.

Ante esto, el adecuado tratamiento de los casos va más allá del cumplimiento legal. Implica evaluar los procedimientos y revisar constantemente los indicadores.

Es vital la creación de insumos y materiales de comunicación, la realización de estudios de clima y cultura organizacional y, principalmente, la demostración de un compromiso de cero tolerancia ante situaciones de violencia sexual en el trabajo.

Si consideramos que, sólo entre 2012 y 2016 se denunciaron 1224 casos de hostigamiento sexual y que más del 90 % de estos fueron interpuestas por mujeres, se hace necesario que una empresa género inteligente formule planes de acción realistas y sensibles con respecto a este tema.

3. Sensibilice y capacite a su personal

Existen mitos asociados a la persistencia del acoso sexual laboral: es un asunto privado en el que no debe involucrarse la empresa, la persona víctima pudo decir no, la persona victimaria no buscaba ofender, es normal que hayan procesos de cortejo en las organizaciones, la persona que denuncia está buscando dañar o algún beneficio personal.

Pero la realidad es otra, los datos dicen que solo durante el 2017, 8240 mujeres fueron víctimas de delitos sexuales en nuestro país. Además, en un estudio de 2016 se encontró que el 61% de las mujeres en nuestro país, han sido víctimas de acoso callejero.

Este es un tema complejo y que puede entenderse desde múltiples aristas, una importante labor que la empresa puede y debe emprender es la de sensibilizar a su personal sobre estos temas: cómo se dan las situaciones, que implican y cómo se atienden en la organización, todo esto explicado desde una perspectiva de género, diversidad e inclusión.

Cynthia Castro capacitando a personal de una empresa en temas de género.
Sensibilizar y capacitar al personal es una estrategia fundamental en el abordaje del acoso sexual laboral

En Efecto Boomerang realizamos intervenciones con perspectiva de género y tenemos el compromiso de eliminar cualquier tipo de violencia en las organizaciones, si su empresa quiere convertirse en género inteligente y requiere apoyo para abordar estos temas, contáctenos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *